Catabolismo, qué necesitas saber

El Catabolismo muscular

Una de las cosas que más agobia a una personas que entrena en el gimnasio es perder masa muscular, y ese es el momento en el que entramos en estado catabólico o en catabolismo.

Catabolizar es algo que ninguno de los que estamos aquí queremos para empeorar nuestro físico, por eso, necesitaremos saber todo acerca de este término.

Con suplementos fitness podemos hacer frenar los efectos del catabolismo, pero a veces, no es suficiente.

Vamos a comenzar con este post que creemos que te va a parecer bastante interesante, aunque vamos a empezar desde 0 para aprender todo correctamente. Empezamos:

Definición del Catabolismo

En el origen de la definición del catabolismo, hay que separar las partes por las que se compone:

  • Cata” corresponde o se traduce como “de arriba a abajo”.
  • Bole” corresponde o se conoce como “acción de arrojar”.
  • Ismo” es un sufijo que significa “actividad”.

En el conjunto del global de la palabra, el término completo alude al conjunto de los pasos del metabolismo corporal. Pero, ¿qué es el catabolismo?

¿Qué es el catabolismo?

Para ser más concretos sobre qué es el catabolismo, vamos a indicarlo a continuación:

El catabolismo es la conversión de las moléculas complejas en otras más simples.

Este proceso significa que es necesario liberar energía que tiene almacenada nuestro organismo. Para traducir esto, el catabolismo muscular se produce debido a las reacciones redox, que significa que el cuerpo sufre una reducción de esta energía u oxidación de los componentes.

Lee el post  Qué son las vitaminas, qué tipos hay y qué beneficios tiene

El Catabolismo Muscular

El catabolismo muscular se produce cuando el cuerpo no recibe suficiente alimento como para nutrir los tejidos musculares y estos se encuentran desprovistos de nutrientes de los que poder nutrirse.

Las consecuencias son que el músculo se consume debido a la falta de nutrientes. Por esa razón, es de vital importancia contar con una buena dieta para evitar alcanzar este proceso.

Pero esto no es solo cuadrar macronutrientes, sino también es encajar micronutrientes procedentes de frutas y verduras, legumbres o frutos secos.

El principal factor como hemos comentado es la falta de proteínas, por ello necesitas consumir de manera diaria alimentos como pescados, huevos, carne, seitán o heura.

¿Cómo evitar el catabolismo?

Para no caer en el catabolismo, es prioritario que no descuides tu porcentaje de proteínas necesarias para no perder masa muscular.

Normalmente, la media suelen ser unos 2 gramos de proteínas por kilo de peso corporal, aunque esta cantidad suele variar según si es hombre o mujer, edad u otros factores.

Cómo evitar el catabolismo muscular

Por supuesto, cabe destacar que esto se puede producir en largos periodos sin comer, esto quiere decir, que si estás demasiadas horas sin comer, caerás en estado catabólico. De ahí que muchas personas en el fitness suelan alimentarse en cortos periodos de tiempo.

Otra de las ideas más comunes para mantener la masa muscular y evitar caer en el catabolismo muscular es tomar caseína micelar, ya que esta es una proteína de lenta absorción y podemos nutrir a nuestro cuerpo mientras dormimos o mientras estemos varias horas sin poder alimentarnos.

Anabolismo y Catabolismo

Si el catabolismo es una de las 2 partes del metabolismo, el anabolismo es justamente lo contrario y lo que todos desearíamos tener.

Lee el post  ¿Qué es la dieta paleo?

Catabolismo y anabolismo: diferencias

El anabolismo, a diferencia del catabolismo, es el proceso que realiza la síntesis de componentes celulares a partir de precursores de baja masa molecular. Este proceso tiene el nombre de biosíntesis.

Y, aunque ambos procesos sean contrarios, nuestro cuerpo no puede vivir sin tener ambos procesos.

Un post bastante sencillo y directo. Esperamos que os haya gustado y que compartáis en vuestras redes sociales. Además, aquí os dejamos con una muy buena presentación de SlideShare sobre el catabolismo aeróbico y anaeróbico:

Sé el primero en comentar en «Catabolismo, qué necesitas saber»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


shares