Hiperplasia Muscular: ¿Realidad o verdad? ¿Cómo conseguirlo?

hiperplasia muscular

Como ya sabéis muchos de vosotros, en Infofit nos gusta bastante ver muchas temáticas en relación al fitness.

No nos importa la controversia que pueda existir al respecto, y hoy, hablando sobre la hiperplasia muscular, somos conscientes de que hay bastante controversias al respecto.

Hay muchas personas convencidas de que la posibilidad de que se produzca una hiperplasia en su cuerpo y personas que no. Cierto es que es algo bastante complicado pero, ¿también es imposible?

Cierto es que es algo bastante complicado de obtener e incluso de conseguir, pero, a pesar de lo complejo que sea no se trata de un “cuento” ni ninguna mentira, la posibilidad de hiperplasiar existe (o no…).

Hecha nuestra siempre común introducción, vamos a dar inicio a este asunto de tanto interés. ¡Comenzamos!

Hiperplasia e Hipertrofia Muscular: Conocemos cada concepto

Tenemos que empezar desde el inicio de todo. Para ello, debemos conocer también el concepto de la hipertrofia muscular.

Cuando hablamos de crecimiento muscular, este puede desarrollarse a partir de estos 2 conceptos:

Hipertrofia muscular: Este concepto significa que se produce en nuestra musculatura un crecimiento del tamaño de las fibras musculares que lo componen.

Es decir, que se produce una hipertrofia muscular cuando tenemos un aumento en el grosor de las fibras musculares, debido a su refuerzo muscular ante el entrenamiento y la alimentación adecuada.

Hipertrofia muscular e hiperplasia muscular

Dejamos un enlace interesante sobre el daño muscular y la hipertrofia muscular aquí. Merece la pena conocerlo.

Hiperplasia muscular: Este concepto se conoce como la producción de más fibras musculares en nuestros músculos.

Es decir, que se produce un incremento en las fibras musculares de los músculos trabajados para reforzar la zona tras el entrenamiento y la dieta adecuada.

Cabe destacar que tanto la hipertrofia como la hiperplasia suceden en diferentes células de nuestro cuerpo. Además, ambos tipos de desarrollo muscular son perfectos para mejorar el crecimiento muscular, ya que obtengamos más fibras musculares o más grosor tengan nuestras fibras musculares, mayor reclutamiento tendremos para entrenar y para contar con unos músculos más grandes.

Otros datos informativos sobre la hipertrofia y la hiperplasia muscular

Hasta la fecha, el más que común de ambos es la hipertrofia muscular. En resumidas cuentas, que lo más normal es que tus fibras musculares se refuercen haciéndose más gruesas para soportar el ejercicio que se le ofrece al cuerpo de manera diaria.

La gran diferencia con la hiperplasia, es que la hipertrofia solo aumenta el tamaño de las fibras, pero no incrementa el número de estas en los músculos. Sin embargo, la hiperplasia produce más fibras musculares, y a su vez, estas nuevas fibras musculares pueden hipertrofiar.

Cómo es la hiperplasia muscular

Por lo tanto, si puediéramos hiperplasiar e hipertrofiar nuestras fibras, el resultado sería probablemente mucho más notable y más directo que los resultados actuales. Y esto es tan válido para personas naturales como personas no naturales.

Incluso, si solamente un cuerpo tuviera la oportunidad de hiperplasiar, obtendría probablemente mejores resultados de manera más rápida que la hipertrofia muscular.

¿Donde reside el problema de la hiperplasia muscular?

Se han realizado diferentes estudios al respecto sobre la incrementación de fibras musculares en humanos pero existen muchas discrepancias en que esto sea posible en el cuerpo humano.

Es por ello por lo que existen tanto “descontento” sobre el tema de la hiperplasia muscular. Ya que está 100% demostrado que el ser humano es capaz de hipertrofiar sus fibras musculares, pero no existe prácticamente ni un 10% de posibilidades de demostrar que se pueda conseguir la hiperplasia ni cómo conseguirla.

Estudios sobre la hiperplasia muscular

Estudio en aves sobre la hiperplasia muscular

Como ya hemos mencionado anteriormente, existen diversos estudios al respecto, pero principalmente y comúnmente, realizados en animales.

Según un estudio de 1973, se realizó una prueba sobre aves donde se colocaban pesas en las alas de estos animales y se pudo observar un crecimiento muscular a partir de este proceso, donde se observó que existía una hipertrofia e hiperplasia en la musculatura de estos animales.

Estudio de aves para hiperplasia muscular

En este estudio realizado, se pudo ver que dejaron colgar las pesas en 1 ala y otra de las alas sin peso. El peso incorporado en el ala con peso era del 10% del animal, lo que provocó un estiramiento de los músculos de la espalda del animal.

Este estiramiento de los músculos por el peso acumulado en el ala fue el que provocó ese incremento de sus fibras musculares.

En otro estudio también se observó un estiramiento crónico, en un periodo de 30 días sin descanso y obteniendo un porcentaje del 172% de incremento de las fibras musculares. Una gran cantidad o porcentaje si lo pudiéramos extrapolar a los humanos.

Por supuesto, hay que destacar que se produjo tanto un crecimiento de sus fibras musculares como un incremento de las mismas, es decir, hipertrofia e hiperplasia muscular.

Otros estudios en animales sobre la hiperplasia

Al igual que contamos con este estudio en aves, a partir de este se realizaron otros estudios como en gatos o en ratones.

En el caso de los gatos, también se produjo un entrenamiento de sobrecarga progresiva de peso al igual que con las aves y los resultados obtenidos eran similares. También se produjo hiperplasia muscular.

En el estudio realizado sobre ratones, se les puso como en una especia de máquina haciendo “sentadillas” y también se obtuvo un incremento de los músculos de las piernas.

Para ser más ilustrativos, dejamos esta imagen para que puedas conocer cómo se realizó dicho estudio:

Estudio de hiperplasia en ratones

Increíble pero cierto. En diversos animales se ha producido hiperplasia.

Conclusiones estudios hiperplasia muscular en animales vs. humanos

Ya hemos indicado la posibilidad de hiperplasia muscular sobre animales, pero ¿qué pasa con los humanos? ¿Tenemos alguna posibilidad?

Respecto a nosotros, tenemos que mencionar que estos estudios están demostrado en animales y, por lo tanto, no es un resultado equiparable a la estructura corporal humana.

Por otro lado, también cabe indicar que el tipo de entrenamiento en animales es diferente que al de los humanos. Y tampoco existen estudios demostrativos o contundentes sobre la hiperplasia muscular en los humanos.

Conclusiones sobre la hiperplasia muscular

Por lo tanto, ¿existe? podemos decir que sí, aunque podemos decir que no. ¿Existe una manera específica de conseguirlo? Aquí podemos decir que no. No hay un dato concluyente en el que poder apoyarse.

Destacar además que nuestras limitaciones como especie también han sido un problema en los estudios para poder sacar datos concluyentes sobre esta posibilidad de evolución muscular.

Pero, ¿porqué tenemos estas limitaciones? Debemos decir que la hiperplasia muscular se produce a partir de un estiramiento con cargas en los animales, un estiramiento extremadamente doloroso y por lo tanto, no garantiza la salud de los humanos que pudieran realizar dicho estudio.

Además, puede suceder que se realice un estudio similar al de animales sobre personas y que no sucediera nada, por lo que no es viable obtener datos concluyentes para nuestra especie.

Quién sabe si algún día, podremos obtener un estudio 100% fiable sobre la obtención de hiperplasia muscular en humanos.

Esperamos que os haya gustado el contenido porque es realmente increíble.

Sé el primero en comentar en «Hiperplasia Muscular: ¿Realidad o verdad? ¿Cómo conseguirlo?»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


shares